La unicanalidad como siguiente paso a la omnicanalidad

La unicanalidad como siguiente paso a la omnicanalidad

Una auténtica paradoja. Cuando llevamos tiempo hablando de la omnicanalidad, de que nuestros esfuerzos comerciales deben multiplicarse por todos los canales disponibles, aparece el concepto de “unicanalidad”.

La idea parte de tener claro que lo que de verdad nos importa es conocer dónde está el cliente, nuestro cliente, y no dónde estamos nosotros. Es decir, lo verdaderamente trascendental para nuestro negocio es el cliente y no el canal.

Partiendo de la idea de que la unicanalidad es la máxima expresión de la omnicanalidad, como citan autores como Luis Lara y Jorge Mas en su libro “Por qué unas tiendas venden y otras no en la era digital”, ésta supone conseguir las 5 úes:

  • Única visión del cliente
  • Única visión del stock
  • Única experiencia de marca
  • Única plataforma
  • Único precio

En Sum lo entendemos como una comunicación homogénea. Es decir, que el concepto de nuestra empresa o producto, la visión, el precio, el stock,.. todo lo que transmitamos en todos los canales sea lo mismo, transformando todos los canales que utilizan las marcas en, aparentemente, un único canal. Es la integración de un proceso de compra único en todos los canales. ¿Por qué si voy a una tienda física y pregunto por una prenda el stock que me muestran es diferente al que veo desde el canal online de mi casa? Esta pregunta no cabe en el concepto de unicanalidad.

El viaje del consumidor no sólo se dibuja durante la adquisición de productos y servicios, sino que también se agregan experiencias, analógicas y digitales, en acciones publicitarias, promociones, opiniones e incluso, por qué no, en transacciones corporativas. Todo comunica y, partiendo de esta premisa, todas las acciones de una empresa, por mínimas que parezcan, son susceptibles de formar parte del viaje del cliente. La clave está en la homogeneidad del mensaje.

No hay comentarios

Publicar un comentario