Sales Intelligence: estrategias de venta inteligente omnicanal

sales intelligence

Sales Intelligence: estrategias de venta inteligente omnicanal

Sales Intelligence es nuestra forma de generar ventas omnicanales que crean clientes satisfechos y fieles. Cuando piensas en cuál es el primer objetivo de tu negocio la respuesta es clara: VENDER. Y ¿cómo llegamos a vender?, ¿cómo conseguimos aumentar nuestras posibilidades de venta? Y, una vez conseguida la venta ¿cómo trabajamos una experiencia de cliente óptima para su fidelización y recurrencia?

Una sencilla definición válida de Sales Intelligence podría ser: recopilar información competitiva que puede ser utilizada por un equipo de ventas para aumentar las posibilidades de ganar una oportunidad de venta omnicanal cualificada. Más que una técnica, es un propósito. Se trata de conocer al cliente y adelantarnos a sus necesidades mediante la consecución de la mayor cantidad de información posible sobre el mercado, la competencia y los clientes objetivo.

Se convierte así en el gran tesoro de la organización. Con la información recopilada, agregada y bien utilizada conseguiremos una predicción sobre las necesidades de nuestros clientes o, incluso, llegar a generar el deseo de nuestros productos o servicios antes de que el cliente sea consciente.

 

Sales Intelligence: cuatro características básicas

A continuación, te mostramos las características principales del modelo Sales Intelligence:

 

  • Generación del Lead: identificamos a los clientes, junto a sus intereses y sus datos de contacto.
  • Omnicanalidad: una buena estrategia de Sales Intelligence es capaz de resolver las dudas de los clientes vengan del canal que vengan, ya sea por la web, por un chatbot, el call center, etc.
  • Debe contar con herramientas de conversión del tipo Click to Chat, Click to Call que ofrezcan ayuda en cualquier momento para incrementar la ratio de conversión, la mejora de la experiencia de cliente y la resolución de dudas.
  • Cualificación del ciclo de vida del contacto, o lead nurturing, mediante la adquisición de mayor información de los clientes con las múltiples herramientas de contacto omnicanales. Incorporamos conocimiento del usuario que nos ayudará a cualificar un lead como “interesado en la información”, IQL, “interesado en nuestros servicios”, MQL, o “preparado para la conversión”, SQL.

 

Lo que no se mide no se puede mejorar. En la actualidad, gracias a las herramientas tecnológicas, conseguimos una medición exhaustiva de todo el proceso de venta omnicanal, lo que nos permite detectar y conocer cualquier detalle sobre el impacto de nuestras comunicaciones durante el viaje del cliente. Es necesario un modelo analítico completo durante todo el transcurso de la venta. Con el análisis global de todos esos datos obtenidos conseguimos dar respuesta a los posibles desvíos optimizando nuestra inversión en medios.

 

Análisis en tiempo real que da respuestas inmediatas y que impacta positivamente en la mejora de la rentabilidad de la inversión de los clientes. Si se publica una nueva landing page, un botón con un click to action o cualquier otra herramienta en los activos digitales, somos capaces de medirlos y optimizar su rendimiento al máximo.

 

Mejora de la conversión o CRO (Conversation Rate Optimization). Toda la información recopilada nos permite plantearnos preguntas sobre nuestras implementaciones o modificaciones en búsqueda de la mejor conversión posible:

  • Cada servicio, producto o modelo de negocio es diferente. La estrategia que seguiremos para mejorar la tasa de conversión deberá ser diferente y adaptada a cada producto.
  • La importancia de los Test A/B. Todos los cambios deben estar basados en los datos obtenidos, probados y analizados.
  • El análisis de la información y las métricas que utilizaremos serán diferentes para cada modelo de negocio. La interpretación de los datos obtenidos necesita información de contexto.
No hay comentarios

Sin comentrios.